logo

Preguntas frecuentes de hipnosis

Preguntas frecuentes sobre hipnosis a la sociedad colegial de hipnólogos. Organización profesional de hipnosis de España. Inicio
  • despacho hipnosis
    de Hipnólogos
    Organización colegial de profesionales de la hipnosis.
    Organización profesional de hipnosis de España.
    Hipnólogos colegiados de habla hispana.
    Sociedad Colegial
    Colegio de Hipnosis
  • Colegio de Hipnosis
    hipnosis
    hipnosis
    hipnosis
    Honestidad Profesional
    Capacidad Profesional
    Veracidad Profesional
    Legalidad Profesional
  • hypnosis background
    de Hipnólogos
    Disfrute de la máxima confianza y credibilidad de sus clientes.
    Con una promoción profesional de su consultorio que usted jamás podría lograr.
    Sociedad Colegial
    Colegio de Hipnosis
  • hypnosis background 3
    hipnosis
    hipnosis
    Colegiados
    Sólo le producirá importantes ventajas profesionales,
    Promoción, Actualización, Información, Credibilidad.
    estar colegiado como hipnólogo
información de hipnosis
  • Información colegial de hipnosis para profesionales y consultantes.

¿QUE ES LA HIPNOSIS?LA INFORMACIÓN COLEGIAL

Ver información
biblioteca de hipnosis
  • La biblioteca digital de hipnosis más extensa publicada.

BIBLIOTECA DE HIPNOSISDE LA ORG DE ESPAÑA

Ver biblioteca
hemeroteca de hipnosis
  • La hemeroteca más extensa publicada con temática de hipnosis on line.

HEMEROTECA DE HIPNOSISEN HIPNOSIS.TV

Ver hemeroteca
noticias de hipnosis
  • Noticias que mantienen al hipnólogo informado de las novedades.

NOTICIAS DE HIPNOSISDE LA ORG DE ESPAÑA

Ver noticias

El Colegio de hipnosis responde.

Preguntas más frecuentes sobre la hipnosis a la Sociedad Colegial de Hipnólogos - Colegio de hipnosis.

La ORG profesional de hipnosis de España le informa
La Sociedad Colegial de Hipnólogos le colegia y le regulariza como hipnólogo.

Preguntas más frecuentes sobre hipnosis

¿Se pueden lograr que la persona hipnotizada haga algo en contra de su voluntad?

NO. Y con diferencia es el mito más antiguo sobre la hipnosis, que más decepciones y disgustos ha causado a quienes confiaron que esto podía ser posible. Se trata del sueño ancestral de adolescentes despechados que pretendían usar la hipnosis con sus amantes, aunque no sólo, también de adultos emocionalmente dependientes de sus parejas que pretendían retenerlas para siempre, y de torpes ladrones a la busca del atraco perfecto donde nadie opusiera resistencia, todo ello naturalmente, gracias a la hipnosis.

Se trata de un mito socialmente extendido hasta el punto, que los viejos espectáculos de hipnosis basaban su escenografía en este asunto de la dominación, y es también tema preferido de los medios de comunicación, a los que siempre fascinó el atracador que hipnotizaba a la bella cajera, para llevarse toda la recaudación. Todo ello supone la esencia más pura de la novela rosa y la mitología social respecto a la hipnosis. Obviamente NO ES ASÍ EN ABSOLUTO.

El mito proviene de las clases de los martes en la École de la Salpétriére en 1886, a cargo de los ayudantes de Charcot, puesto que él no hipnotizaba directamente nunca a sus pacientes. Se trata de las ya históricamente conocidas como "histréricas de la Salpétriére", un extenso grupo de 4300 mujeres, mezcla heterogénea de delincuentes, mendigas, epilépticas, histéricas y dementes, que él mismo describió como un "museo patológico vivo", de las cuales un grupo denominado de "epilépticas o histéricas" la institución puso a su cargo, y que utilizaba en sus demostraciones de clase.

Sus ayudantes, cuyo nombre no haremos trascender, aunque se conocen, ya intentaron aprovechar la circunstancia de estas mujeres histéricas ingresadas en el hospital, tras la sesión demostrativa de los martes, para meter su mano bajo la falda. La respuesta fué violenta en muchos casos, y los ayudantes de Charcot recibieron importantes bofetadas a cambio de su intento. Esta es la verdadera realidad de la hipnosis. Al no producirse "PÉRDIDA" ni "ALTERACIÓN" alguna de la consciencia en nigún momento, sino una simple "FOCALIZACIÓN ATENCIONAL", el individuo posee una capacidad absoluta de control sobre sus actos, en todo momento, y jamás accedería a nada sobre lo que no consintiese. De hecho, así fué redactada una sentencia de la corte de "New Hampshire" sobre un psiquiatra, denunciado por abusos hacia su paciente, durante las sesiones de hipnosis. La sentencia reconocía la existencia de tales relaciones, pero desestimaba que la hipnosis hubiese sido influyente, ya que la propia paciente reconoció en múltiples ocasiones, su interés personal por el doctor que la atendía. Finalmente solo fué condenado por mala praxis.

¿Las personas hipnotizadas están dormidas?

NO.El 43% de la población posee una gran mitología respecto a los sueños, y cree que estos reflejan deseos y verdades inconscientes, sin embargo, la evidencia científica indica que soñar sólo es la represetación de nuestro cerebro para ordenar la información y la experiencia vivida. En cuanto a la hipnosis se refiere, NO ES CIERTO EN ABSOLUTO, la hipnosis no supone estado alguno, y aún menos de sueño. Un mito que con frecuencia es recogido, incluso por autores literarios a los que se les supone una cierta ilustración.

En realidad, la hipnosis es una focalización atencional acompañada de una abstracción selectiva hacia la lingüística del hipnólogo, al que se le presume una orientación clínica inhidora de trastornos de la conducta, y en ocasiones de la personalidad, con ánimo de extinción, y en base a sus conocimientos psico-terapéuticos contrastados por el conocimiento científico, y que no suponen ningún patrimonio exclusivo de la hipnosis. No existe relación alguna con un inexistente "inconsciente", (expresión Freudina obsoleta, que ya no supone más que una forma de hablar en el siglo XXI) ni formas similares o parecidas, a ningún estado de trance o de sueño, ni tampoco a estados "peculiares" o "alterados" de la consciencia. Pero el mito está socialmente tan difundido, que hasta la Wikipedia lo define de esta forma.

¿Las personas hipnotizadas pueden recordar cosas que no podían sin hipnosis?

NO. Y este supone el mito que ha dado lugar a un mayor número de engaños, debido a que un 37 % de la población cree que nuestro cerebro memoriza perfectamente las experiencias del pasado, en nuestros recuerdos. NADA MÁS LEJOS DE LA REALIDAD. La memoria humana no es reproductiva en abosluto, es decir, no replica exactamente en la evocación del recuerdo aquello que hemos experimentado o vivido, sino que actúa de una forma reconstructiva, sobre el recuerdo siempre parcial que posee, andamiado con nuestra racionalidad, pero también con nuestras creencias irracionales y nuestras emociones, todo aquello que falta en el recuerdo, que generalmente supone más del 60%, ya que la memoria humana no tiene capacidad para más, elijiendo únicamente aquellos aspectos de la experiencia vivida que entiende como relevantes, y consecuentemente dignos de ser memorizados. Por tanto, si recompone más del 60% del recuerdo, ya que suponen detealles que no han sido memorizados por irrelevantes, y que por tanto no posee, su fiabilidad es muy pequeña. Y aún más, si se condicona cohercitivamente a la memoria a recordar detalles que no ha memorizado, responde siempre con el denominado "falso recuerdo" como respeuesta, lo que no deja de ser un grave problema, sobre todo para la justicia y sus testimonios de testigos presenciales, tanto si se utiliza la hipnosis, como si no.

Davies y Loftus en 2006, abrieron la "caja de Pandora" del falso recuerdo en los testimonios judiciales, tras el accidente aéreo del vuelo 800 de la TWA, ocurrido en Estados Unidos el 17 de julio de 1996, donde murieron 230 personas. Algunos testigos relataron el accidente en su testimonio, como la consecuencia del ataque de un misil al avión. Rápidamente, los medios de comunicación, publicaron estas declaraciones como la posible causa del accidente, lo que desató una verdadera tormenta informativa. Pronto las evidencias demostraron, que el avión no cayó debido al impacto de ningún misil, sino a una chispa eléctrica, que inflamó el combustible de los depósitos.

El falso recuerdo es muy frecuente en hipnosis, puesto que se utilizaba de forma cohercitiva, para forzar detalles de un recuerdo, que obviamente no había sido memorizado (en el mejor de los casos). En la década de los ´60, la psicología comenzó a descubrir que cuando se fuerza a la memoria a relatar detalles o acontecimientos que no ha memorizado, se arranca el falso recuerdo o fabulación, lo que dio lugar a un interminable número de falsos recuerdos que en principio parecían traumáticos, como abusos sexuales en la infancia, rituales satánicos, abducciones extraterrestres, vidas pasadas, etc., ya habían sido publicados por Piper, Pope, & Borowiecki en el 2000, y que resultaron no ser más que falsos recuerdos inducidos intencionadamente (muchas veces sin saberlo) por el terapeuta, debido a su condicionamiento cohercitivo, que forzaba a la persona a memorizar. En el caso de la TWA, esto fue la gota que colmó un vaso ya casi lleno, tras la publicación de las muchas investigaciones sobre la fiabilidad y validez de testimonios en psicología forense, mediante el uso de la hipnosis, y algunas prácticas de interrogatorio (sin hipnosis) para obtener la confesión, o evaluar la adecuación de acusaciones y testimonios, publicadas por McConkey & Sheehan en 1995.

Por tanto, inducir un falso recuerdo provocado, se convirtió en la época de los ´70 la ocupación preferida del charlatán común de la hipnosis, buen sabedor del desconocimiento general que la población tiene sobre la neurobiología y mecanismos de la memoria humana, aprovechando este desconocimiento en su beneficio. Esta actividad, cuando se utiliza la hipnosis para ello, podría considerarse como un vanal entretenimiento de engaño hacia los clientes a cambio de un beneficio económico, de no suponer un condicionamiento instrumental, reforzado por la creencia de que la hipnosis realmente incrementa el recuerdo y su precisión, y que ya fue desmintido por la British Psychological Society en el 2001, o de que la hipnosis, podría aportar información oculta en la memoria, lo que ya desmintió también la psicología con las publicaciones de McConkey, Barnier, & Sheehan, 1998.

Por el contrario, la hipnosis refuerza cognitivamente los falsos recuerdos, lo que técnicamente se denomina como "iatrogenia" o peligrosidad de la hipnosis (Capafons 1988), por lo que la evocación de recuerdos mediante hipnosis, que técnicamente se define como abreación, tendrá como resultado habitual la obtención de recuerdos falsos, que reforzarán las creencias subjetivas en el sujeto, respecto a que el recuerdo obtenido, es más veraz y fiable al ser obtenido mediante hipnosis. Esta distorsión cognitiva reulta iatrogénica, ya que su percepción y conducta se ven condicionadas por una información que el sujeto entiende como cierta (creencia) cuando en realidad no es así.

¿Tengo riesgo con la hipnosis de no poder salir de ella u otros peligros?

NO, y con diferencia es el mito más temido de la población. Un 46% de las personas, rechaza la hipnosis, debido a su miedo irracional, de no poder salir de ella nunca más, al darse algún tipo de accidente o imprevisto. Es uno de los miedos sociales que la población ha adquirido en los últimos 17 siglos de evolución sedentaria urbana, junto al miedo a ser enterrado vivo, o ser atacado por mosntruos o fantasmas que habitan en la oscuridad (donde se percibe más indefenso ya que no posee visión nocturna) ... etc.

La evidencia de que ES IMPOSIBLE QUE SEMEJANTE COSA PUEDA OCURRIR, ya fue publicada por Sarbin y Coe en 1972, y por Spanos y Barber en 1976, así como por Hilgard en 1991 y por Kirsch en 1993. Más al contrario, se presentó una importante cantidad de evidencia, respecto de la vulnerabilidad que las personas poseen para desfocalizarse (y consecuntemente salir de la hipnosis, o de cualquier otro tipo de focalización de la atención), que tristemente resultó ser bastante alta, como demostraron Lynn, Martin y Frauman en 1996.

Los trabajos presentados y piblicados, vienen a demostrar de forma empírica que en el momento que una persona focalice su atención sobre un estímulo, bien sea de manera espontánea o inducida (en el caso de la hipnosis inducida por el terapeuta), el sostenimiento de esta atención, con una cierta calidad de abstarcción selectiva observable, son progresivamente menores al tiempo que trasncurre, desvaneciéndose por completo tras un lapso de tiempo pequeño. Siempre resulta decepcionante saber, que cualquier observador esporádico de nuestros encantos, no sostendrá mucho tiempo su atención focalizada en nosotros, de no ser que le sobre estimulemos de alguna otra forma. Triste, pero cierto (excepción hecha naturalmente de los observadores trastornados obsesivo compulsivos, o trastornos más graves).

¿Si entro en hipnosis puede el(la) hipnólogo(a) conseguir que haga cualquier cosa?

No, y con diferencia el mito más antiguo de todos, que naturalmente más decepciones y disgustos ha causado a quienes confiaron que esto podía ser posible. Esta cuestión supone el sueño ancestral de adolescentes despechados con objeto de utilizar la hipnosis con sus amantes, aunque no sólo, también de adultos emocionalmente dependientes de sus parejas, y de torpes ladrones a la busca del atraco perfecto, sin oposición de los atracados.

Este mito de la hipnosis está socialmente extendido hasta el punto, que los viejos espectáculos de hipnosis basaban su escenografía precisamente en este asunto, y es el tema preferido de los medios de comunicación, a los que siempre fascinó el atracador que hipnotizaba a la bella cajera, para llevarse toda la recaudación. Esta es la esencia más pura de la novela rosa de la hipnosis, y su la mitología social. Obviamente, NO ES ASÍ EN ABSOLUTO.

El mito proviene de las clases de los martes en la École de la Salpétriére en 1886, a cargo de los ayudantes de Charcot, puesto que él no hipnotizaba directamente nunca a sus pacientes, a las ya históricamente conocidas como "histréricas de la Salpétriére", un extenso grupo de 4300 mujeres, mezcla heterogénea de delincuentes, mendigas, epilépticas, histéricas y dementes, que él mismo describió como un "museo patológico vivo", de las cuales la institución puso a su cargo un grupo denominado como "epilépticas o histéricas", que era el utilizado en sus demostraciones de clase.

Los ayudantes de Charcot, cuyo nombre no haremos trascender, aunque son conocidos, intentaron aprovechar la circunstancia de estas mujeres histéricas ingresadas en el hospital, durante las sesiones de hipnosis demostrativa de los martes, para meter su mano bajo la falda de estas mujeres. La respuesta fué violenta en muchos casos, y los ayudantes de Charcot recibieron importantes bofetadas a cambio de su intento.

La verdadera realidad de la hipnosis, es que al no producirse "PÉRDIDA" ni "ALTERACIÓN" alguna de la consciencia en nigún momento, sino una simple "FOCALIZACIÓN DE LA ATENCIÓN", el individuo posee durante la sesión de hipnosis una capacidad absoluta de control sobre sus actos, y jamás accedería a nada sobre lo que no consintiese de una forma voluntaria. De hecho, así fué redactada una sentencia de la corte de "New Hampshire" sobre un psiquiatra, denunciado por abusos hacia su paciente, durante las sesiones de hipnosis. La sentencia reconocía la existencia de tales relaciones, pero desestimaba que la hipnosis hubiese sido influyente, ya que la propia paciente reconoció en múltiples ocasiones, su interés personal por el doctor que la atendía. Finalmente solo fué condenado por mala praxis.

¿Es cierto que no recordaré nada de lo que suceda durante la sesión de hipnosis?

Hoy en día no. Es cierto que durante la etapa en que se utilizaban terapias de primera generación, y más específicamente hipnosis de abreacción o hipnosis regresiva empleados primero por Josef Breuer y después por su discípulo y amigo personal Sigmund Freud, pensaban que los recuerdos poseían una carga afectiva asociada, que denominaron "monto de afecto", y que según ellos pensaban, daba lugar a la "histeria", si una persona no afrontaba correctamente sus experiencias de vida. Es decir, lo que hoy se entendería como estrés post-traumático. En aquella época, Freud teorizó sobre el orígen traumático de todos los trastornos de la conducta, y sobre la intensidad del "monto de afecto" no podría no disiparse, y permaner ligado al recuerdo, afectando a la conducta en forma de histeria. A este período primegenio de la hipnosis se le denomina "período del método catártico", y se desarrolla en un contexto en el cual las neurociencias tenían conocimientos mínimos o inexistentes respecto a la neurobiología cerebral y de la conducta.

De acuerdo a estas teorías predominantes a principios del siglo XX, se evitaba que la persona conservase recuerdos referentes al contenido de la sesión de hipnosis, con objeto de desasociar progresivamente el trauma originador del trastorno de la conducta. El conocimiento científico actual desvela que la teoría era incorrecta en su totalidad. Ni la "abreacción" como método de revivición a modo de evocación del recuerdo funcionaba como ellos pensaban, ni la catarsis disipaba ninguna asociación con el trauma que daba orígen a la "histeria".

Freud comenzó pronto a sospechar que algo fallaba en sus teorías sobre la abreacción, culpabilizando al procedimiento, es decir la hipnosis, y a la amnesia que se inducía al fina de ella, llegando equivocadamente a suponer, que la inducción de esta amnesia dificultaba la desasocaciación del trauma con el trastorno, por lo que de evitarse este procedimiento todo se simplificaría. En pasos progresivos de conclusiones equivocadas, le llevó a suponer progresivamente que incluso evitando la propia hipnosis, obtendría los mejores resultados, lo que finalmente le llevaría a la "cura por la palabra", prolegómeno del psicoanálisis.

Independientemente de los errores de apreciación en las teorías de Sigmund Freud y del progreso del conocimiento científico de las neurociencias, que finalmente se dieron cuenta que los trastornos de la conducta raramente están relacionados o asociados con trauma alguno, excepto los clasificados como estrés post-traumático, permitieron que se abandonaran métodos terapéuticos como la abreación, y naturalmente la amnesia deliberadamente inducida respecto a una sesión de psicoterapia clínica.

Por tanto, una vez abandonados modelos de terapia de primera generación, como la hipnosis de abreacción, dando lugar a partir de la década de los ´70 a las terapias de segunda generación que ya poseían un conocimiento científico avanzado y moderno respecto a la neurobiología del cerebro, e instalándose la orientación cognitivo conductual en la práctica totalidad de modelos de terapia emplados, que en la hipnosis se tradujo como hipnosis clínica, esta práctica de amnesia deliberadamente inducida desapareció por completo del ámbito clínico, y no se usa desde la década de los ´80, permitiendo que un paciente no sólo pueda, sino que deba, recordar perfectamente el contenido completo de una sesión. La práctica que en su momentó se denominó como "amnesia post hipnótica" sólo se utiliza hoy en día en hipnosis de orientación lúdica como el espectáculo, y no existe en ningún otro ámbito.

¿La hipnosis y el sueño son cosas parecidas?

No, y el 43% de la población sigue creyendo que los sueños reflejan deseos y certezas inconscientes, sin embargo, la evidencia científica actual, indica cláramente que soñar sólo es la representación de nuestro cerebro para ordenar la información de las experiencias vividas. Por tanto, NO ES CIERTO, la hipnosis no supone estado alguno, y aún menos de sueño. Un mito que con frecuencia es recogido, incluso por autores literarios a los que se les supone ilustración.

En realidad, la hipnosis es una focalización atencional acompañada de una abstracción selectiva hacia la lingüística del hipnólogo, al que se le presume una orientación clínica, inhidora de trastornos de la conducta, y en ocasiones de la personalidad, con ánimo de extinción, y en base a sus conocimientos psico-terapéuticos contrastados por el conocimiento científico, y que obviamente no suponen ningún patrimonio exclusivo de la hipnosis.

No existe por tanto, relación alguna con un inexistente "inconsciente", (expresión Freudina hoy obsoleta, que ya no supone más que una forma de hablar en el siglo XXI) ni formas similares o parecidas, a ningún estado de trance o de sueño, ni tampoco a estados "peculiares" o "alterados" de la consciencia. Sin embargo, el mito está socialmente tan difundido, que hasta la Wikipedia lo define de esta forma.

¿Las personas más susceptibles a la hipnosis son más crédulas o menos inteligentes?

En realidad NO.Las personas más informadas acerca de la cientificidad de la hipnosis, son justamente quienes muestran menos rechazo y mayor confianza en el hipnólogo. Quienes ya conocen acerca de las evidencias empíricas de Wundt (1882), William James (1902), Paulov (1923), Hull (1933) y Eysenck (1960), entre otros importantes autores de innegable prestigio dentro de la psicología clínica, muestran confianza y consentimiento informado pleno respecto a la hipnosis y su evidencia científica.

Si además estas personas conocen que la hipnosis se enseña en las universidades de los principales países de occidente como EEUU, Canadá, Australia, Alemania, Holanda, Gran Bretaña, España … entre otros, y tanto en facultades de psicología como de medicina y odontología, su confianza y empatía con la hipnosis aumenta aún más. Algunas personas han leído información previa sobre la hipnosis en revistas científicas de reconocido prestigio, como "The International Journal of Clinical and Experimental Hypnosis" o "Contemporary Hypnosis", por lo que estas personas no muestran duda alguna, ni rechazo o temor de ninguna especie hacia la hipnosis.

¿La relajación, la meditación y la hipnosis son cosas parecidas?

En realidad NO. Aunque con mucha frecuencia se utiliza la expresión hipnosis para definir el procedimiento, al objeto de utilizar eufemismos socialmente conocidos, la realidad práctica es que se trata de una expresión inapropiada. Lo cierto es que en el 99,9% de los casos, se trata de hipnoterapia, es decir, aunque es cierto que se utiliza la hipnosis, esta sólo supone un medio para inocular una terapia, cuyos objetivos son extinguir un determinado trastorno o disfunción de la conducta.

De hecho, es la hipnoterapia o hipnosis clínica, mediante la terapia inoculada, la que realmente resuelve los problemas disfuncionales de la conducta, ya que la hipnosis únicamente (sin terapia), sólo supondría una estrechez o focalización de la atención, con una capacidad mínima de resolución de conflictos, excepto posiblemente algunos trastornos moderados de la ansiedad.

La relajación y la meditación no guida psicoterapéuticamente, aunque supone una introspección favorecedora ante el distés, y de posibles episodios de ansiedad derivados del mismo, ráramente pueden resolver conductas patológicas complejas establecidas mediante aprendizaje, y que ejercen ya un condicionamiento instrumental sobre la conducta. Aún menos, si la conducta patológica posee una anamnesis o predisposición genética a padecerla.

Los modelos de terapia que se inoculan en hipnosis pueden variar, y de hecho condicionan o adjetivan su nombre. Por ejemplo, hipnosis clínica hace referencia a que el modelo de terapia inoculado durante la hipnosis, tiene una orientación clínica y empírica, que en el siglo XXI es sinónimo de terapia cognitivo conductual. Existen modelos de terapia anteriores (ya obsoletos), que aún se siguen usando como la hipnosis regresiva o de abreacción, correspondiente a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, cuyos fundamentos científicos caracen de una solidez empírica en la actualidad. Igual descripción se podría dar de la hipnosis directa o conductista (principios del siglo XX), o de la hipnosis indirecta o ericksoniana (mediados del siglo XX).

¿Se puede aplicar hipnosis a una persona sin que se aperciba de ello?

En realidad NO. Se corresponde con el imaginario social que asocia la hipnosis a una pérdida de la voluntad por parte del individuo hipnotizado, gracias al hipnólogo, lo que imaginativamente supondía que de poder aplicarse sin que el sujeto se apreciba de ello, sería sinónimo de arrebatarle el control de su voluntad sin consentimiento alguno.

Esto sólo existe en el interior de mentes perturbadas, o sin la menor ilustración cultural, que dejados llevar por alguna literatura acientífica, el cine de Hollywwod o la hipnosis de espectáculo en televisión, y que observan como los individuos "hipnotizados" muestran comportamientos ridículos, absurdos, o muy espectaculares, que luego ellos catalogan como involuntarios e incontrolados, llegan a la conclusión de que la hipnosis supone algín tipo de "estado alterado de la consciencia" donde el individuo es arrebatado de su voluntad, permitiendo que realice acciones, que en condiciones normales, jamás haría.

Todo esto ya quedó plenamente desmentido en 1886 durante las famosas clases de hipnosis de los martes en la École de la Salpétriére, a cargo de los ayudantes de Charcot, históricamente conocidas como las "histréricas de la Salpétriére", un extenso grupo de 4300 mujeres, mezcla heterogénea de delincuentes, mendigas, epilépticas, histéricas y dementes, que él mismo describió como un "museo patológico vivo", de las cuales un grupo denominado de "epilépticas o histéricas" la institución puso a su cargo, para que las utilizase en sus clases de demostración de hipnosis. Los ayudantes de clase de Charcot ya intentaron aprovechar esta posibilidad, tras la sesión de hipnosis demostrativa de la clase, para meter su mano bajo la falda de las muchachas. La respuesta fué violenta en muchos casos, y los ayudantes de Charcot recibieron importantes bofetadas a cambio de su intento fallido.

¿Existe algún procedimiento real de hipnosis instantánea, inmediata o fulminante?

Podría ser. La hipnosis es una estimulación de la focalización o estrechamiento atencional del individuo. Esta estimulación es posible debido a que es una capacidad esencial del cerebro en los humanos, especialmente los varones, genéticamente más diseñados para enfocar su atención en una sola tarea, lo que suponía una ventaja en su etapa de cazadores recolectores, ya que seguir el rastro de una presa sin perderla, suponía la diferencia entre alimentar a su prole, o no poder hacerlo.

Naturalmente esta genética, popularmente conocida como recesiva, ya no tiene utilidad alguna en el día de hoy, pero aún en nuestros días, el varón tiende a enfocar su atención más en una tarea única que la hembra, más diseñada para atender varias tareas a la vez. En cualquier caso, la capacidad de enfocar su atención sobre una determinada tarea, especialmente cuando esta resulta esencial, es una carecterística del cerebro en el homo sapiens. Esta capacidad se estimula de forma espontánea cuando el cerebro entiende su necesidad, por ejemplo una tarea de riesgo, donde la supervivencia podría verse comprometida si no se le presta una atención plena. La atención focalizada en una determinada tarea, supone por definición, una total o parcial disociación de otras tareas, especialmente en los varones, conocida como abstracción selectiva, que es propocionalmente mayor cuanto más compleja sea la tarea que focaliza su atención.

La hipnosis hace exactamente esto, estimular intencionadamente la capacidad natural de focalización atencional del individuo en una determinada tarea, con la abstracción selectiva que ello supone. A esto se añade, también de forma intencionada, que esta selectividad atencional se enfoque hacia la lingüística del hipnólogo, quien ejercitará con ella una tarea psicoterapéutica de orden cognitivo y comportamental, dirigida supuestamente a la resolución patológica de un trastorno. Por ejemplo, imaginemos que el individuo focalizado en la lingüítica del hipnólogo y abstraído del resto de estímulos, padece un trastorno fóbico. El hipnólogo empleará esa atención focalizada para dirigir una estrategia psicoterapéutica de aprendizaje, común en la mayoría de seres vivos, que en este caso específico supondría un afrontamiento controlado ante el estímulo fóbico, hasta lograr la habituación, esto es, sin respuesta conductual de estrés, lo que supone inocular un aprendizaje psicoterapéutico, que lentamente irá relevando la conducta patológica del miedo, hasta hacerla desaparecer.

Naturalmente estos procesos psicoterapéuticos tienen poco o nada de instantáneos. Todo lo contrario, es muy poco provable que un aprendizaje de la conducta se establezca como un condicionamiento instrumental de la conducta con un bajo número de repeticiones. El aprendizaje humano basa su pericia en la repetición, logrando mejores resultados cuanto más se repite esta conducta, llegando a lograr una pericia extrema que apenas requiere de procesos de pensamiento, y denominada como automismo rutinario, una vez que la tarea ha sido repetida en gran cantidad de ocasiones.

En definitiva, la hipnosis se puede lograr de forma más o menos rápida, inclusive casi instantánea, pero los procesos psicoterapéuticos que la acompañan en hipnoterapia no. Estos requieren de un proceso de estructuración de la cognición y moldeado de la conducta que se puede prolongar incluso por 45 minutos (no está indicado más tiempo, ya que la focalización de la atención se dispersa transcurrido ese plazo, razón por la cual una clase de enseñanza ordinaria tampoco suele durar más de ese tiempo). A mayor repetición (sesiones) mejor reforzamiento del aprendizaje. Ninguna hipnoterapia puede garantizar una aprendizaje psicoterapéutico que resuelva una conducta patológica en una sola sesión.

¿Puedo perder el conocimiento o quedar inconsciente durante una sesión de hipnosis?

En realidad NO. La hipnosis no es ningún estado ni "alterado" ni "distorsionado" de la consciencia, por tanto tiene nula influencia sobre la misma. Cualquier episodio que pudiera acarrear una pérdida de la consciencia, como accidentes cardiovasculares, infartos, desvanecimientos ... etc., son debidos a correlatos fisiológicos o neurológicos no estimulables mediante la hipnosis, y que acontecerían de igual forma aunque esta no hubiera existido. Los únicos correlatos fisiológicos sobre los cuales la hipnosis tiene capacidad corroborada de control, son los asociados al dolor. Otro asunto diferente es la psicología. La hipnosis puede ser (y de hecho normalmente lo es) portadora de terapias de ordenamiento cognitivo y comportamental que estructuran moldeamientos y modelamientos de la conducta mediante el aprendizaje psicoterapéutico. Estas terapias pueden ser usadas (y de hecho lo son) implementadas también sin hipnosis, normalmente con costes de prolongación de los episodios de terapia (aunque no siempre), y de eficiencia en la estructura de una sesión de terapia, ya que la atención del cliente puede estar considerablemente menos focalizada en la misma que sin hipnosis. La psicología ráramente puede procurar correlatos fisiológicos potencialmente letales en el acto, excepto posiblemente episodios agudos de pánico que acontezcan en personas aquejadas de artereoesclerosis coronaria severa que pudieran inducir al infarto de miocardio. Es prácticamente imposible que se utilice una sesión de hipnosis para inducir episodios agudos de pánico, por lo que esta posibilidad estaría prácticamente descartada, pero aún en ese caso, debería cumplirse también la condición coronaria para un desenlace fatal.

¿Es el inconsciente o el subconsciente quien hace posible la hipnosis?

NO, se trata de un lenguaje lego respecto de la psicología que desvela desconocimiento, o bien una ilustración psicoterapéutica mínima. El inconsciente es un viejo y obsoleto vocablo de la psicología, empleado por primera vez en 1750, cuando aún la psicología no estaba definida como tal, que hacía referencia a las corrientes de pensamiento "no conscientes" y que por tanto, no estaban sujetas a un control de la consciencia. Este vocablo y su teoría (hoy se sabe que equivocada) vivió su máximo esplendor con Sigmund Freud y la curación por la palabra o psicoanálisis que presentaba una confusión sistemática entre las razones y sus causas, posibilitando asociaciones libres e interpretaciones de relación causal con la conducta. La posterior etapa conductual de la psicología a principios del siglo XX, donde todo comportamiento se mesuraba mediante la observación, comenzó a desmontar la teoría Freudiana, pero fue en la posterior etapa cognitiva donde quedó completamente desmentido. El vocablo subconsciente es igualmente Freudiano, y Sigmund Freud lo acuñó posteriormente con otros vocablos como preconsciente (todos ellos obsoletos), para abandonarlo poco después, aludiendo que inducía confusión. El término subconsciente deja de utilizarse completamente en el psicoanálisis a partir del año 1.900. Estos vocablos se utilizan en la psicología actual como "una forma tradicional de hablar", pero hace más de 80 años que han perdido cualquier consistencia científica. Hoy se sabe que no existe nurologicamente hablando ningún inconsciente o subconsciente, ni exite tampoco área alguna en el cerebro dedicada a este fin, por tanto, la hipnosis no puede basarse en un concepto inexistente per se. Los hipnólogos que utilizan el vocablo de inconsciente o subconsciente para explicar el funcionamiento de la hipnosis, están revelando que su ilustración al respecto es muy baja o inexistente, de lo que se deduce que sus capacidades de resolución pueden ser mesuradas en la misma cuantía.

¿Qué modelo o tipo de hipnosis consigue los mejores efectos?

Pellentesque dignissim blandit venenatis. Aliquam eget quam non sapien ultricies viverra dictum eget metus. Nunc commodo ut tellus et facilisis. Vestibulum lacus odio, porttitor at auctor vitae, placerat eget orci. Sed fermentum orci fringilla luctus volutpat. Praesent rhoncus ipsum tortor, a fringilla massa dapibus vitae. Donec nunc sapien, porta a ornare vel, sodales id purus.

¿Hay modelos o tipos de hipnosis que tengan algún peligro?

In pellentesque turpis ac ante malesuada, nec elementum urna varius. Suspendisse posuere quam quam, non tristique lacus malesuada quis. Integer consectetur tincidunt lacus nec consectetur. Vestibulum ante ipsum primis in faucibus orci luctus et ultrices posuere cubilia Curae; Sed facilisis lacus lectus, eu ultricies odio dapibus quis. Proin a erat tincidunt, dignissim nibh at, dignissim lacus. Proin at urna nec arcu sollicitudin elementum eu a lectus. Vivamus convallis velit non lacus vehicula tincidunt. Morbi ac dignissim justo. Vestibulum vitae quam feugiat, hendrerit mi vel, sagittis nibh. Morbi et aliquet eros. Vivamus eu quam id leo congue congue.

¿Se utiliza algún tipo de terapia en hipnosis que no se utilice sin ella?

Donec aliquam congue lorem at iaculis. Donec porta, lectus vel bibendum tincidunt, leo ante aliquam velit, et sollicitudin ligula eros vel lorem. Nam vitae venenatis nulla. Nullam justo arcu, congue ut nibh a, adipiscing tempus eros. Quisque a cursus diam. Nulla a aliquet nisl. Nam eleifend turpis vel tincidunt pellentesque. Integer gravida pellentesque dui eget hendrerit.

¿Que tipo de terapia o modelos pueden utilizarse en hipnosis?

Pellentesque dignissim blandit venenatis. Aliquam eget quam non sapien ultricies viverra dictum eget metus. Nunc commodo ut tellus et facilisis. Vestibulum lacus odio, porttitor at auctor vitae, placerat eget orci. Sed fermentum orci fringilla luctus volutpat. Praesent rhoncus ipsum tortor, a fringilla massa dapibus vitae. Donec nunc sapien, porta a ornare vel, sodales id purus.

¿La hipnosis por si sóla es una terapia?

In pellentesque turpis ac ante malesuada, nec elementum urna varius. Suspendisse posuere quam quam, non tristique lacus malesuada quis. Integer consectetur tincidunt lacus nec consectetur. Vestibulum ante ipsum primis in faucibus orci luctus et ultrices posuere cubilia Curae; Sed facilisis lacus lectus, eu ultricies odio dapibus quis. Proin a erat tincidunt, dignissim nibh at, dignissim lacus. Proin at urna nec arcu sollicitudin elementum eu a lectus. Vivamus convallis velit non lacus vehicula tincidunt. Morbi ac dignissim justo. Vestibulum vitae quam feugiat, hendrerit mi vel, sagittis nibh. Morbi et aliquet eros. Vivamus eu quam id leo congue congue.

¿La hipnosis puede resolver enfermedades degenerativas como el cáncer o la esclerosis?

In pellentesque turpis ac ante malesuada, nec elementum urna varius. Suspendisse posuere quam quam, non tristique lacus malesuada quis. Integer consectetur tincidunt lacus nec consectetur. Vestibulum ante ipsum primis in faucibus orci luctus et ultrices posuere cubilia Curae; Sed facilisis lacus lectus, eu ultricies odio dapibus quis. Proin a erat tincidunt, dignissim nibh at, dignissim lacus. Proin at urna nec arcu sollicitudin elementum eu a lectus. Vivamus convallis velit non lacus vehicula tincidunt. Morbi ac dignissim justo. Vestibulum vitae quam feugiat, hendrerit mi vel, sagittis nibh. Morbi et aliquet eros. Vivamus eu quam id leo congue congue.

¿La hipnosis puede resolver enfermedades infecciosas como la hepatitis o el sida?

In pellentesque turpis ac ante malesuada, nec elementum urna varius. Suspendisse posuere quam quam, non tristique lacus malesuada quis. Integer consectetur tincidunt lacus nec consectetur. Vestibulum ante ipsum primis in faucibus orci luctus et ultrices posuere cubilia Curae; Sed facilisis lacus lectus, eu ultricies odio dapibus quis. Proin a erat tincidunt, dignissim nibh at, dignissim lacus. Proin at urna nec arcu sollicitudin elementum eu a lectus. Vivamus convallis velit non lacus vehicula tincidunt. Morbi ac dignissim justo. Vestibulum vitae quam feugiat, hendrerit mi vel, sagittis nibh. Morbi et aliquet eros. Vivamus eu quam id leo congue congue.

¿La hipnosis puede reducir o eliminar el dolor de una enfremedad crónica o un tratamiento agresivo?

In pellentesque turpis ac ante malesuada, nec elementum urna varius. Suspendisse posuere quam quam, non tristique lacus malesuada quis. Integer consectetur tincidunt lacus nec consectetur. Vestibulum ante ipsum primis in faucibus orci luctus et ultrices posuere cubilia Curae; Sed facilisis lacus lectus, eu ultricies odio dapibus quis. Proin a erat tincidunt, dignissim nibh at, dignissim lacus. Proin at urna nec arcu sollicitudin elementum eu a lectus. Vivamus convallis velit non lacus vehicula tincidunt. Morbi ac dignissim justo. Vestibulum vitae quam feugiat, hendrerit mi vel, sagittis nibh. Morbi et aliquet eros. Vivamus eu quam id leo congue congue.

¿La hipnosis puede sustituir a un analgésico?

In pellentesque turpis ac ante malesuada, nec elementum urna varius. Suspendisse posuere quam quam, non tristique lacus malesuada quis. Integer consectetur tincidunt lacus nec consectetur. Vestibulum ante ipsum primis in faucibus orci luctus et ultrices posuere cubilia Curae; Sed facilisis lacus lectus, eu ultricies odio dapibus quis. Proin a erat tincidunt, dignissim nibh at, dignissim lacus. Proin at urna nec arcu sollicitudin elementum eu a lectus. Vivamus convallis velit non lacus vehicula tincidunt. Morbi ac dignissim justo. Vestibulum vitae quam feugiat, hendrerit mi vel, sagittis nibh. Morbi et aliquet eros. Vivamus eu quam id leo congue congue.

¿La hipnosis puede provocar efectos inusuales y excepcionales en las personas?

Donec aliquam congue lorem at iaculis. Donec porta, lectus vel bibendum tincidunt, leo ante aliquam velit, et sollicitudin ligula eros vel lorem. Nam vitae venenatis nulla. Nullam justo arcu, congue ut nibh a, adipiscing tempus eros. Quisque a cursus diam. Nulla a aliquet nisl. Nam eleifend turpis vel tincidunt pellentesque. Integer gravida pellentesque dui eget hendrerit.

¿La hipnosis puede incrementar o agravar psicopatologías que están latentes?

Pellentesque dignissim blandit venenatis. Aliquam eget quam non sapien ultricies viverra dictum eget metus. Nunc commodo ut tellus et facilisis. Vestibulum lacus odio, porttitor at auctor vitae, placerat eget orci. Sed fermentum orci fringilla luctus volutpat. Praesent rhoncus ipsum tortor, a fringilla massa dapibus vitae. Donec nunc sapien, porta a ornare vel, sodales id purus.

¿La hipnosis se produce mediante estados alterados de la consciencia?

In pellentesque turpis ac ante malesuada, nec elementum urna varius. Suspendisse posuere quam quam, non tristique lacus malesuada quis. Integer consectetur tincidunt lacus nec consectetur. Vestibulum ante ipsum primis in faucibus orci luctus et ultrices posuere cubilia Curae; Sed facilisis lacus lectus, eu ultricies odio dapibus quis. Proin a erat tincidunt, dignissim nibh at, dignissim lacus. Proin at urna nec arcu sollicitudin elementum eu a lectus. Vivamus convallis velit non lacus vehicula tincidunt. Morbi ac dignissim justo. Vestibulum vitae quam feugiat, hendrerit mi vel, sagittis nibh. Morbi et aliquet eros. Vivamus eu quam id leo congue congue.

¿La hipnosis puede reducir el dolor?

In pellentesque turpis ac ante malesuada, nec elementum urna varius. Suspendisse posuere quam quam, non tristique lacus malesuada quis. Integer consectetur tincidunt lacus nec consectetur. Vestibulum ante ipsum primis in faucibus orci luctus et ultrices posuere cubilia Curae; Sed facilisis lacus lectus, eu ultricies odio dapibus quis. Proin a erat tincidunt, dignissim nibh at, dignissim lacus. Proin at urna nec arcu sollicitudin elementum eu a lectus. Vivamus convallis velit non lacus vehicula tincidunt. Morbi ac dignissim justo. Vestibulum vitae quam feugiat, hendrerit mi vel, sagittis nibh. Morbi et aliquet eros. Vivamus eu quam id leo congue congue.

ansiedad

HIPNOSIS PARA LA ANSIEDAD

¿PADECE ANSIEDAD?. Eliminar la ansiedad es fácil y rápido con la terapia de hipnosis. Elimine sus trastornos de pánico en pocas sesiones con la terapia en casa. Cómodamente en su propia casa.

click aquí la terapia en casa
depresión

HIPNOSIS PARA LA DEPRESIÓN

¿PADECE DEPRESIÓN?. Eliminar la depresión es fácil y rápido con la terapia de hipnosis. Elimine su depresión en pocas sesiones con la terapia en casa. Cómodamente en su propia casa.

click aquí la terapia en casa
dejar de fumar

HIPNOSIS PARA DEJAR DE FUMAR

¿DEJAR DE FUMAR?. Eliminar el tabaquismo es fácil y rápido con la terapia de hipnosis. Elimine su adicción al tabaco en pocas sesiones con la terapia en casa. Cómodamente en su propia casa.

click aquí la terapia en casa
alcoholimo

HIPNOSIS PARA DEJAR DE BEBER

¿DEJAR DE BEBER?. Eliminar el alcoholismo es fácil y rápido con la terapia de hipnosis. Elimine su adicción al alcohol en pocas sesiones con la terapia en casa. Cómodamente en su propia casa.

click aquí la terapia en casa
fobia

HIPNOSIS PARA LAS FOBIAS

¿PADECE FOBIA?. Eliminar su fobia es fácil y rápido con la terapia de hipnosis. Elimine sus fobia en pocas sesiones con la terapia en casa. Cómodamente en su propia casa.

click aquí la terapia en casa
trastorno obsesivo compulsivo

HIPNOSIS PARA EL T.O.C.

¿PADECE TOC?. Eliminar su trastorno obsesivo compulivo es fácil y rápido con la terapia de hipnosis. Elimine su t.o.c. en pocas sesiones con la terapia en casa. Cómodamente en su propia casa.

click aquí la terapia en casa
insomnio

HIPNOSIS PARA EL INSOMNIO

¿PADECE INSOMNIO?. Eliminar su insomnio es fácil y rápido con la terapia de hipnosis. Elimine sus problemas de sueño en pocas sesiones con la terapia en casa. Cómodamente en su propia casa.

click aquí la terapia en casa
sobrepeso

HIPNOSIS PARA BAJAR DE PESO

¿PADECE SOBREPESO?. Eliminar sus kilos de más es fácil y rápido con la terapia de hipnosis. Elimine sus problemas de peso en pocas sesiones con la terapia en casa. Cómodamente en su propia casa.

click aquí la terapia en casa
dolor

HIPNOSIS PARA EL DOLOR

¿PADECE DOLOR?. Eliminar su dolor persistente es fácil y rápido con la terapia de hipnosis. Elimine su dolor crónico en pocas sesiones con la terapia en casa. Cómodamente en su propia casa.

click aquí la terapia en casa
eyaculación precoz

HIPNOSIS PARA LA EYACULACIÓN

¿EYACULACIÓN PRECOZ?. Eliminar su eyaculación precoz es fácil y rápido con la terapia de hipnosis. Elimine su problema eyaculatorio en pocas sesiones con la terapia en casa. Cómodamente en su propia casa.

click aquí la terapia en casa

HIPNOSIS PARA LA IMPOTENCIA

¿DISFUNCIÓN ERÉCTIL?. Eliminar su disfunción eréctil es fácil y rápido con la terapia de hipnosis. Elimine su difunción en pocas sesiones con la terapia en casa. Cómodamente en su propia casa.

click aquí la terapia en casa
hipnosis preguntas

¿Dudas con la hipnosis?

Su duda ha sido enviada.
Contestamos lo antes posible.